EL MUNDO GRIEGO EN LA ANTIGÜEDAD

1. Generalidades del mundo Griego en la antigüedad. Las polis y la democracia ateniense

GENERALIDADES DEL MUNDO GRIEGO EN LA ANTIGÜEDAD: LAS POLIS Y LA DEMOCRACIA ATENIENSE.

Se llama Antigua Grecia a la civilización que se desarrolló teniendo como área central de referencia el mar Egeo y la Península de los Balcanes, al sur de Europa. Esta región se caracteriza por valles rodeados de montañas donde abundan precipicios y altas rocas. Este rasgo hizo que los antiguos griegos se organizaran en polis o ciudades-estado independientes. La polis comprendía la ciudad propiamente dicha y su entorno inmediato, integrado por campos y aldeas. Cada polis tenía sus propias instituciones de gobierno, sus leyes, su ejército y su moneda. Pero compartían aspectos culturales como la religión, la forma de vida, los Juegos Olímpicos.

Las polis más importantes fueron Atenas y Esparta.

En las Ciudades-Estado existía una plaza central llamada ágora. El ágora ateniense se destacaba entre las de las otras ciudades. Por la mañana se convertía en un mercado ruidoso de artesanos, campesinos y comerciantes. Las leyes atenienses y las últimas noticias aparecían en el ágora en lápidas de piedras, así como los anuncios sobre las asambleas populares que se iban a realizar. La Acrópolis (o ciudad alta). Fortaleza o ciudadela fortificada que se construía aprovechando alguna elevación del terreno como la cima de una colina y era el lugar donde se resguardaban, en caso de conflicto bélico, todos los miembros de la comunidad (ciudadanos, artesanos, campesinos, mercaderes y esclavos) y donde se construían los edificios políticos, económicos y religiosos de la polis. Todas las polis contaban con murallas defensivas.

La democracia ateniense.

Fue una forma de gobierno que se desarrolló en Atenas en la que los ciudadanos participaban en las decisiones de gobierno a través de las siguientes instituciones: la Asamblea o Eclesia, la Bulé y los Magistrados. La democracia ateniense se consolidó a lo largo del siglo V a. C., superando formas de gobierno anteriores.

Los ciudadanos poseían derechos políticos, por lo que podían votar y elegir cargos públicos, así como ser elegidos ellos mismos. En Atenas se consideraban ciudadanos a los hijos de padre y madre atenienses, hombres libres, mayores de edad, nacidos en Atenas. Pagaban impuestos y tenían la obligación de servir en el ejército. Constituían una minoría. Se estima que en el siglo V a. C., de los 400.000 habitantes que poseía Atenas, sólo eran ciudadanos unos 40.000. Los extranjeros, las mujeres y, por supuesto, los esclavos eran no ciudadanos.

Organización:

- La Asamblea o Eclesia: Los ciudadanos se reunía periódicamente para votar las leyes, decidir la política exterior y elegir a los magistrados.

- La Bulé: Consejo de 500 ciudadanos seleccionados por sorteo. Se encargaba de supervisar la acción de los magistrados y el cumplimiento de las leyes.

- Los magistrados: Eran los gobernantes de la polis. Entre ellos destacaban los estrategas (jefes militares) y los arcontes, que dirigían los tribunales y las ceremonias religiosas.

La democracia ateniense a pesar de inspirar la actual tiene diferencias:

  • Los ciudadanos atenienses participaban en forma directa, en nuestro sistema elegimos representantes para el gobierno.

  • Algunos cargos se sorteaban, en la actualidad todos se votan.

  • En Atenas la democracia era restringida, muy pocos podían ser ciudadanos. Actualmente tenemos un sistema ampliado de ciudadanía.