1. Socialización

¿De qué depende el individuo, cómo se configura nuestra personalidad? ¿A partir de nuestra genética o del medio/entorno social? ¿Qué somos herencia o ambiente? ¿Naturaleza o Cultura?

El problema está en saber hasta qué punto esas circunstancias llegan a configurar la personalidad individual.

La importancia de lo social

El ser humano en aislamiento no puede sobrevivir, pero además es incapaz de desarrollar su capacidad intelectual y emocional.

Socialización es el conjunto de experiencias que se dan a lo largo de la vida de un individuo y que le permiten desarrollar su capacidad humana y aprender la cultura de la Sociedad en la que va a vivir. Los seres humanos afirman su supervivencia en estos aprendizajes, este proceso dura toda la vida, y se logra estando en contacto permanente con personas de esa cultura.

Construcción de la personalidad se da sobre la base de la experiencia social, formamos nuestra personalidad interiorizando nuestro entorno social, participando en sociedad y absorbiendo su cultura. La interacción social garantiza que los conocimientos básicos para la supervivencia del individuo y de la Sociedad misma se transmitan de generación en generación.

El ser humano nace completamente indefenso y depende de otros para su desarrollo.

Si bien la biología desempeña un papel en la conducta humana (los niños heredan características genéticas de sus padres físicas y también algunas de su personalidad) La influencia del entorno es mucho más importante.